Skip to main content

Todos sabemos que ahorrar en nuestro consumo de energía es parte del compromiso que debemos tener con nuestro planeta. ¿Pero cómo hacerlo? En esta galería encontrarás 10 trucos fáciles que podrás utilizar en tu día a día para ahorrar energía y convertirte en un aliado del cuidado del ambiente.

Conoce estos sencillos trucos y conviértelos en un hábito como parte de tu estilo de vida.

1. Enchufes e interruptores inteligentes

Si eres de los que se olvidan de desconectar los electrodomésticos y apagar las luces, este tipo de soluciones son perfectas para ti. Con los enchufes e interruptores inteligentes puedes controlar el uso de las luces y aparatos desde tu celular o incluso programar cuándo quieres que se enciendan o apaguen, ahorrando energía y dinero al instante.

2. Aprovecha la luz natural la mayor parte del día

¿Para qué encender ese bombillo si durante gran parte del día vas a tener la mejor fuente de luz a tu disposición? Distribuye tus espacios, abre las ventanas, sube las persianas y disfruta del sol y su luminosidad.

3. Haz un uso consciente de los electrodomésticos

Desde el momento de su compra, verifica que el etiquetado de eficiencia energética de tus electrodomésticos certifique que son de bajo consumo. El uso consciente de ellos también implica desconectarlos cuando no estén siendo utilizados y reducir las horas diarias que permanecen encendidos.

4. Apaga las luces que no necesites


Adquiere este hábito y utiliza únicamente las luces de la habitación en la que te encuentres, así estarás evitando un gran desperdicio de recursos naturales. Apagar las luces es la forma más simple de ahorrar, pero también la que más tendemos a olvidar.

5. Cambia los bombillos de tu casa


Si aún utilizas bombillos incandescentes, cámbialos inmediatamente. Con una inversión baja en bombillos ahorradores o LED, podrás darle una nueva luz a tu hogar: más fresca, más potente y menos dañina con el ambiente y con tu bolsillo.

6. Menos secadora, más sol


Se estima que en promedio una secadora consume 270 W por cada hora de uso. Si colgamos la ropa al sol, estaremos gastando 0 W y cero pesos, obteniendo el mismo resultado. Eso sí ¡cuidado con la lluvia!

7. Una o dos canciones de ducha


Si eres de los que prefiere tomar duchas calientes, un buen truco es crear una lista de reproducción de dos canciones (cortas) para tu baño y terminar antes que ellas. Así no solo estarás ahorrando energía dejando de usar la ducha, sino también agua. ¡Un verdadero 2×1!

8. Llena tu casa de plantas


No hay sensación más agradable que la de llegar a tu casa y sentirla fresca y limpia. Las plantas, además de ayudar a darle vida a tu hogar y embellecerlo, son excelentes para regular su temperatura aportando oxígeno y vapor del agua.

9. Utiliza pintura clara


Los colores claros ayudarán a repeler el calor que ingresa a tu casa y a regular su temperatura ayudándote a no tener que gastar de más en aires acondicionados o ventiladores. Además, le darán sensación de amplitud y frescura adicionales, haciendo que te sientas más a gusto en ella.

10. Ubica tu nevera en un lugar ideal


Si tu nevera está cerca a fuentes de calor como la estufa o recibe luz directa del sol, podría estar haciendo un sobresfuerzo para enfriar los alimentos, aumentando su consumo. Por eso, es importante que destines para ella un espacio fresco y despejado.

¿Qué trucos empezarás a utilizar inmediatamente? ¿Qué otros trucos de ahorro de energía conoces? ¡Cuéntanos!

Dejar una respuesta

This site is registered on wpml.org as a development site.