Cuidando el agua en casa y disminuyendo su consumo, con estos consejos ahorrarás dinero en la próxima factura y harás un aporte directo al cuidado del medio ambiente. ¡Ponlos en práctica!

1. Haz tu propio sistema para recolectar el agua de lluvia: con un tanque ubicado debajo de las canaletas de los techos se podría recuperar el agua de la lluvia para diferentes fines como regar el jardín, lavar tu bicicleta o incluso para tareas de la casa. Eso sí, es importante contar con una cubierta anti mosquitos, ya que este es el lugar perfecto para su reproducción.

2. Riega las plantas en la noche: sabemos la importancia de mantener tus plantas bien cuidadas, así que te aconsejamos regarlas en horas de la noche para evitar que el agua se evapore antes de ser absorbida y no tener que regarlas con tanta frecuencia. Otro tip es tener plantas autóctonas, ya que al estar habituadas al clima no necesitarán tanta agua para estar florecidas.

3. En la cocina usa menos agua y más ingenio: sabemos que un truco para descongelar la carne es ponerla por largo tiempo debajo del chorro de la canilla pero es agua que estamos desperdiciando y, a veces, por mucho tiempo. Como bien dice el dicho: “desde el desayuno se sabe lo que va a ser el almuerzo”, así que ten en mente lo que vas a cocinar en el día y descongela los productos con tiempo. Por otra parte, al  momento de lavar los vegetales, lo cual siempre hay que hacer, puedes hacerlo mediante un recipiente, llenar la cantidad necesaria de agua y luego, puedes usarla para regar las plantas.

4. Regula el tanque del inodoro de manera casera: aunque hoy en día la mayoría de los inodoros cuentan con reguladores de agua, te tenemos un truco que te ayudará a ahorrar entre dos y cuatro litros cada vez que tires de la cisterna: pon dos botellas con agua dentro del tanque, así regularás la cantidad de líquido que se vierte.

5. Revisa que no haya fugas ni goteos: ante cualquier humedad en tu casa o charco en el suelo, no dudes en llamar a un experto porque puedes tener un daño en tu tubería, de igual manera, revisa el sanitario al detalle. Es importante cuidar el alcantarillado no arrojando materiales de construcción ni grasas.

6. Invierte en equipos ahorradores: a pesar de que suelen ser más costosos, una lavadora o nevera inteligente te ayudará a optimizar el uso del agua y la energía. Con los equipos ahorradores, puedes disminuir hasta en un 10% el consumo de agua. También puedes poner reductores de caudal en la ducha, lo cual reduce hasta la mitad el desperdicio del agua.

7. Que tus duchas no duren más de ocho minutos:  según la Organización Mundial de la Salud una ducha que dura 10 minutos consume hasta 200 litros de agua. ¿Imaginas hacerlo en la mitad del tiempo? Ahorraríamos 100 litros de agua, bastante, ¿no?

Estas acciones son realmente valiosas no solo para tu bolsillo, también para el medio ambiente. Solo para reflexionar, en países como Camboya el consumo de agua por persona por día es de tan solo 8 litros aproximadamente. Así que cuidar el agua en nuestras casas debería ser una regla de oro, ¿verdad?

Dejar una respuesta

Suscríbete

Suscríbete a
nuestro boletín

para recibir las últimas novedades sobre tus temas preferidos

  • Temas