Es probable que en tu casa exista una conexión a gas natural y ni te has fijado en los beneficios que traen para ti y tu hogar. Si aún no cuentas con este servicio, después de conocer sus ventajas vas a correr a averiguar cómo instalarlo, porque no hay mejor sensación que sentarse a la mesa, frente a tu plato de comida favorito, calientico, recién hecho y mejor si es con gas natural, ¿No nos crees? Ya te contamos por qué es lo máximo.

Cocinar de manera amigable con el medio ambiente: No es un secreto para nadie que cada vez debemos hacer más acciones que cuiden nuestro planeta, bueno, usar gas natural es una de estas. Las cocinas a gas contaminan mucho menos que las que usan energía eléctrica, porque el proceso de combustión del carbón, principal fuente de electricidad, emite contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero además de materia particulada peligrosa para la salud humana.

Ahorro energético, ahorro en el bolsillo: Al usar gas natural ahorras energía que no solo ayuda al medio ambiente, sino también a tu bolsillo. Notarás la diferencia al pagar la factura de energía vs la factura de gas natural. 

Ponte creativo, puedes usar cualquier material: ¿Alguna vez cocinaste en la parrilla de energía eléctrica y cambió el color de tu olla? El gas natural permite que cocines con cualquier material: teflón, aluminio, incluso barro sin dañar la superficie de tus recipientes favoritos. 

Ahora solo debes temer a olvidar la receta: Con el gas natural cocinas de manera más segura en comparación con el gas de pipeta, al no tener el combustible acumulado de manera física en tu hogar; así evitas posibles fugas y te puedes olvidar del trabajo de recargar la pipeta, momento en el que también se corren riesgos. Con gas natural tienes un servicio continuo, sin interrupciones, las 24 horas del día.

Cocina mientras se valoriza tu vivienda: Tener gas natural en tu hogar también es algo muy práctico e inteligente, por el solo hecho de instalarlo, tu vivienda adquiere valor; mientras, disfrutas de una cocina más amplia porque este servicio no ocupa espacio en tu cocina como la pipeta.

Y por último, disfrutas de tu comida favorita en menos tiempo: Una de las principales ventajas de cocinar con gas natural es la facilidad y rapidez en comparación con estufas eléctricas u hornos de leña. Con menos tiempo de cocción y la facilidad de tener mayor control sobre la llama, tus comidas quedarán mucho más deliciosas en un, dos por tres.

¿Qué más motivos necesitas? Ahora que eres consciente de las ventajas de cocinar con gas natural, anímate a preparar tus recetas favoritas.

Dejar una respuesta

Suscríbete

Suscríbete a
nuestro boletín

para recibir las últimas novedades sobre tus temas preferidos

  • Temas