Skip to main content

¿Disfrutas montar en bicicleta aunque sueles pedir “ayudita” en carro para alcanzar la meta? ¿Amarías recorrer las trochas más lindas del país sobre dos ruedas, sin embargo, sabes que fijo te devuelves a mitad de camino? ¿Tu sueño es ir en bici al trabajo sin llegar “bañado” en sudor? ¿Desearías desplazarte entre las montañas de Colombia como lo hace Rigoberto Urán, pero te “quedó grande” subir la pendiente?

 

Pues bien, ¡ahora puedes lograrlo! Con las bicicletas eléctricas ningún trayecto será difícil y llegarás a tu destino fresco(a) “como una lechuga”. Se siente genial ayudar al planeta usando este medio de transporte y, a la vez, disfrutar de los múltiples beneficios que tiene montar en bici: contemplar los paisajes, sentir el aire y evidenciar el bienestar que produce hacer ejercicio.

¡El reto es saber elegir la bici adecuada y tener la mejor energía para comenzar a rodar! Por esto, en esta galería te contaremos algunas características de las bicicletas eléctricas, los tipos que hay en el mercado, sus categorías y el porqué son perfectas para ti. ¡Empecemos!

Las bicicletas eléctricas son un excelente medio de transporte que va tomando fuerza en la actualidad, ya que te permiten recorrer mayores distancias, pero con menor esfuerzo. A diferencia de las motocicletas, las cuales “funcionan solas”, este tipo de bicicleta te brinda una “ayuda” (su poder se activa cuando pedaleas).

Cabe aclarar que la mayoría de estos sistemas de asistencia de pedaleo tienen niveles de potencia con los que decides cuánta ayuda necesitas del motor. Por esto, ten presente que si lo que quieres es una bicicleta que recorra muchos kilómetros, esta debe tener una mayor capacidad de energía, lo que se traduce en vatios/hora. ¡Cuanto mayor sea este indicador, más lejos podrás moverte!

La batería de una bicicleta eléctrica

Dependiendo del fabricante, el uso y cuidado, una de estas baterías puede durar, aproximadamente, de dos a cinco años. Después deberá desecharse adecuadamente. Así que sigue los siguientes consejos para que esta te dure lo máximo posible:

  • Haz un mantenimiento frecuente a tu bicicleta: límpiala e infla las ruedas con una presión correcta.
  • Usa el cargador apropiado para la batería.
  • Trata de usar el modo eco (si lo tiene) lo que más puedas.
  • Trata de que la batería no se descargue del todo.
  • Desconéctala cuando llegue al 100% de la carga.
  • No la expongas a temperaturas muy altas. Trata de proteger tu bici del agua y el sol.

 

Variables que debes tener presente antes de elegir una bicicleta eléctrica

  • El marco: al momento de adquirir una bicicleta eléctrica, es necesario que contemples el material del cuadro. Los de carbono son más ligeros que los de aluminio, pero son más costosos. Esto es importante porque a este hay que sumarle el peso del motor y de la batería.
  • Las suspensiones: hacen que la bicicleta eléctrica sea más cómoda en terrenos difíciles, ya que su función es absorber los impactos contra rocas, raíces, desniveles, entre otros factores.
  • Autonomía de la bicicleta: en general, las bicicletas eléctricas tienen una autonomía de 32 a 160 kilómetros. Sin embargo, hay muchos factores que interfieren, como el peso del ciclista, el tiempo de uso de la batería, el motor, el nivel de asistencia (por ejemplo, si es eco o turbo), el terreno, el tipo de bicicleta, el uso eficiente de los cambios, la electrónica conectada como las luces, entre otros.De igual manera, es fundamental contemplar la energía que puede almacenar la batería, es decir, su capacidad. Esta se mide en Watt-hora (Wh). Las bicicletas eléctricas comunes en el mercado suelen tener alrededor 400 Wh y un alcance aproximado de 80 kilómetros en la ciudad. En otros trayectos como el campo y las trochas, al requerir mayor potencia, se disminuye la autonomía.

 

Tipos de bicicleta eléctrica

En el mercado cada día hay más opciones de bicicletas eléctricas, de diferentes presupuestos que van desde los dos millones de pesos colombianos (aproximadamente), con múltiples diseños, modelos de motores y tiempo de carga.

 

1. Bicicletas eléctricas de carretera

Foto: Bicicleta Eléctrica Synapse Neo 1. Tiene marco de aluminio, un peso de 19 Kg y una batería de 500 Wh. Cuenta con una autonomía de 160 km y un motor que tiene una velocidad máxima de 25 km/h.

Si te encanta recorrer grandes distancias sobre carreteras de asfalto y disfrutar de los hermosos paisajes, la opción ideal son las bicicletas eléctricas de carretera. Con estas puedes devorar kilómetros y kilómetros de cemento con un poco de ayuda del pedaleo asistido; así podrás hacer rutas más largas teniendo una sensación menor de cansancio.

No sobra decir que un motor de 500 Wh (como el de la bicicleta de la imagen) tiene un papel clave en la misión de ir sobre asfalto tan rápido como sea posible.

Este tipo de bicicleta también es perfecta para aquellos que están empezando en el mundo del ciclismo, para quienes recién salen de una lesión, no cuentan con la fuerza suficiente o ya tienen una edad avanzada. ¡Si te gusta rodar en bicicleta, nada debería detenerte!

Sin embargo, no son la opción indicada para toparse con las carreteras rocosas, escalones o trochas sin pavimento.

 

2. Bicicletas eléctricas urbanas

Foto: Bicicleta URBAN ST de Starker. Tiene una potencia de 350W, una autonomía de 40 km y una velocidad máxima de 25 km/h. Cuenta con siete velocidades mecánicas y una batería que se puede cargar completamente entre cuatro y seis horas aproximadamente.

¡Son perfectas para moverte de un lado a otro en la ciudad y llevar tu vida cotidiana con un estilo saludable! Este tipo de bicicletas eléctricas son ideales para ir al trabajo, llegar puntual a una cita o simplemente dar un paseo en el centro de la urbe. Además, evitarás trancones y harás un poco de ejercicio sin llegar empapado en sudor y sin aliento a la oficina.

Cabe destacar que son menos aerodinámicas que las de carretera y pueden ser un poco más pesadas que las de montaña. Sus neumáticos suelen tener cierto perfil y anchura que las hace ideales para sobrepasar las aceras y escalones.

Generalmente, tienen frenos de disco y suelen buscar la comodidad del usuario. Cuenta con una posición de conducción erguida, cómoda y son perfectas para distancias de cortas a medianas.

El mercado se diversifica con diseños que van desde el estilo vintage hasta las más vanguardistas. Incluso, si vives muy lejos y debes tomar un medio de transporte complementario como bus o Metro, puedes contemplar una bicicleta eléctrica urbana plegable, que puede guardarse en cualquier lugar.

 

3. Bicicletas eléctricas de gravel o híbridas

Foto: Bicicleta MTB Pro de AKT. Con marco de aluminio tiene un peso de 20.8 KG, una velocidad máxima de 25 km/h, un motor de 350W y una autonomía de 35 km aproximadamente.

 

Las bicicletas de gravel son ideales para  combinar rutas de carretera y los tramos que no están pavimentados; es decir, son un intermedio entre las urbanas y las de carretera.

Esto no quiere decir que sean más costosas, sino que cuenta con las garantías para poder superar ambos tipos de terrenos, siendo una alternativa más deportiva que las que se usan para la ciudad.

Su diseño se destaca tanto en la urbe como en los trayectos de carretera, con neumáticos que tienen características para sobresalir en tierra y pavimento. Esto les permite mayor velocidad sobre una superficie no uniforme y así superar las irregularidades.

Muchas de este tipo de bicicletas no cuentan con horquilla delantera (pieza en forma de “Y” que consta de un tubo de dirección y dos brazos que sujetan la rueda delantera), como pasa con las urbanas. Además, tienen una posición de conducción estirada, son deportivas y ágiles para recorrer largos trayectos.

4. Bicicleta eléctrica de montaña o e-MTB

Foto: bicicleta de montaña eléctrica de Rockrider E-ST 520 27,5. Tiene una batería de 420 Wh, contando con una autonomía máxima de 2 horas y media en tiempo y de 30 a 45 km. Su peso es de 22,5 kg y cuenta con un cuadro de aluminio.

 

¿Eres de los que ama la aventura y recorrer las montañas en tu bicicleta? ¡Perfecto! Este modelo te será de mucha utilidad para transitar los bosques, respirar el aire puro y contemplar paisajes únicos. Sabemos que este tipo de trayectos implican cierto esfuerzo y una ayuda extra no sobra, ¡acá es donde destaca las e-MTB (Electric Mountain Bikes)!

Este tipo de bicicletas eléctricas es uno de los más vendidos del mercado, ya que son ideales para afrontar esas salidas complicadas que cuenten con pendientes difíciles. Por esto, sus marcos son robustos para que puedan resistir más tensiones y esfuerzos. Sus neumáticos, además, están destinados para este tipo de caminos y trochas, con un grosor mayor que otras bicicletas eléctricas.

Las bicicletas eléctricas de montaña, al igual que muchas tradicionales, pueden contar con suspensión delantera o doble suspensión. Las primeras son una opción perfecta para los novatos, ya que necesitan menos mantenimiento y dan confianza a la hora de rodar por senderos poco planos.

Por el contrario, las de doble suspensión son perfectas para todo ciclista por su comodidad, estabilidad y versatilidad. Se mueven más fácil por terrenos montañosos y afrontan mejor los saltos, aunque suelen ser más costosas que las primeras.

Ahora que conoces todo lo relacionado con las bicicletas eléctricas, ¿con cuál de estos cuatro tipos de bicicleta eléctrica te quedarías? ¡Te leemos!

Dejar una respuesta

Suscríbete

Suscríbete a
nuestro boletín

para recibir las últimas novedades

  • Temas